Es la primera Calabash de olivo que tenemos y es también la primera que vemos, y eso que miramos muchas pipas todo el tiempo. Es hermosa por donde se la mire. Las líneas son fluídas y sensuales, la boquilla cortada a mano es un lujo, el denso marmolado del olivo, que habla de madera de 800 años o más es sorprendente, y el contraste con la tapa aporta el remate perfecto para un apieza única y de profunda elegancia.

 

GB

Sergey Cherepanov Olive Calabash

$50.000Precio