Otra creación profundamente orgánica que esconde, en su aparente caos, el lenguaje preciso de un artista que siempre sorprende, pero cuyo leitmotiff no cambia: libertad creativa absoluta sin jamás sacrificar función.

Una destilación movilizante de piedra y noche con gravedad propia, que pide ser mirada de cerca y recorrida con las manos. Todo en esta pieza habla de un profundo conocimiento de las técnicas y herramientas del oficio y de su utilización como plataforma de lanzamiento para la creación de objetos únicos,preciosos, atrapantes.

Es casi imposible aislar algún detalle y dejar de mirarla, aunque sea por un instante, como un todo unificado. Tal es la fuerza del lenguaje creativo tan particular de Alex. La aparente organicidad pura y compleja a la vez se transforma en precisión en el momento que la toamamos con la mano derecha, la acercamos a nuestra boca, o la apoyamos: la pipa es totalmente ergonómica y una sitter totalmente estable. Sólo la maestría del artista y su gran intuición hacen posibles que la simplicidad funcional permanezca oculta hasta último momento en la ilusión de caos primigenio que transmite la talla.

Bravo!

 

JMV

 

Nota: esta pipa también está disponible como parte del set de dos pipas Night Stone junto con un stand de Neal Yarm.

Alex Brishuta Night Stone II

$0Precio