Rodríguez Peña 1713

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Argentina

Tel.: 11 4811-5043

info@patagoniapipes.com

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2016-2019 by Patagoniapipes.com

Pagos procesados por

Duncan Idaho
Feb 13, 2018

Reseña de Cornell & Diehl Kajun Kake

0 comments

Edited: Feb 14, 2018

 

 

Marca: Cornell & Diehl

Producido por: Cornell & Diehl

Blender: Bob Runowski & Craig Tarler

Tipo de Blend: Virginia/Perique

Contiene: Virginia, Perique, Cavendish

Aromatizante: Ninguno

Presentación: Lata de 57 g (2 oz)

Corte: Krumble Kake

Intensidad: media, sabor intenso, con una carga nicotínica media tirando a alta.

 

Maridaje: se lleva muy bien con un buen bourbon -Bulleit es mi preferido- y con café negro.

 

Apreciación personal: Los red Virginias son pungentemente dulces, con la dulzura de frutas oscuras y levemente ácidas, con algo de terroso y un toque de hierba. El Cavendish ofrece algo de miel y tostadas apenas detectables. El Perique es la estrella de esta mezcla, y ofrece un sabor muy especiado con un toque de frutos secos e higos. La carga nicotínica es intermedia tirando a alta. No tiene bite, pero tiene una dureza muy leve si se lo apura. Quema a un ritmo moderado, fresco, y con sabor consiente de principio a fin. Deja un poco de humedad en el hornillo y necesita algunos reencendidos. Tiene un sabor persistente y la nota ambiente es especiada y pungente. Un maridaje intenso y sabroso de componentes que funcionan bien juntos, orientado al fumador experimentado que busca un cambio de paso y una verdadera explosión de Perique. No es un tabaco para todo el día, aunque puede ser adictivo, y es una buena idea no fumarlo con el estómago vacío.

 

Satisface y el regusto es agradable y duradero.

 

Ideal para quienes buscan nuevos sabores en un tabaco intenso y de gran cuerpo.

New Posts
  • Emiliano Gastón Gato
    Jul 12

    Manufacturado : Cornell & Diehl Blend : Latakia, Burley, Orientales y turcos. Presentación y corte : lata de 02 oz, Crumble Cake. Descripción inicial :Los colores en el cake son oscuros, marrones o negros, con escasas vetas claras, sin que llegue al brillante amarillo tan típico de los virginias...claro, este blend no posee virginias, y lo que predomina en nariz, con la lata abierta y en frío, es la latakia, con un penetrante aroma a cuero. Humedad : es la ideal, solo hay que cortar y cargar la pipa elegida, como con el Bourbon Bleu (en este caso, una Missouri Meerschaum Dwarf). Durante la fumada no hay ni noticias de humedad y al final de la misma, solo queda ceniza y el fondo de la pipa está seco. Encendido: No presenta ningún problema. Un solo encendido, y el tabaco se mantuvo prendido durante toda la fumada. Bite : no tiene. Incluso, a modo de provocación, lo fumé con una cerveza (Faxe Lager, de Bélgica, que recomiendo encarecidamente probar), y ni siquiera así muerde. Roomnote : agradable e intenso, con un fuerte dejo a incienso. Tipo de carga : media. Aunque no habría problema en hacer una caga grande, solo que la pipa en la que lo fumé es de carga media a pequeña. Carga nicotínica y fuerza : media. Maridaje : un café y un trozo de chocolate amargo. Momento del día : luego de un par de fumadas, creo que es ideal tanto para la noche como para el atardecer. Humo : liviano, cremoso y gris claro. Desarrollo y apreciación : inicialmente predomina la latakia, como una caricia aterciopelada al paladar. Promediando la fumada, pasa al frente el burley, con notas bien terrosas, casi como que te empasta la lengua, con notas típicas a nuez de fondo, cambiando incluso la consistencia del humo, que se pone más denso, por lo que no hay que apurarla, para poder disfrutar de todos los matices. Ya sobre el final, aparecen sutilmente los orientales, sin abrumar, en consonancia con un amargor y notas a cacao en el retrogusto. Me atrevo a decir que es uno de los mejores tabacos que probé en todos estos años, indispensable tanto para tenerlo en rotación como para embodegar. Duración de la fumada : 50 minutos, y no tuve ni que pasarle un limpiapipas por la boquilla Ceniza : gris clara, seca y limpia.
  • Emiliano Gastón Gato
    Feb 10

    Mezclado : Cornell & Diehl Manufacturado : Cornell & Diehl Blend : Virginia, Kentucky y Perique, con un topping de bourbon (Va/K/Per) Presentación y corte : lata de 02 oz, Crumble Cake. Los colores en el cake son predominantemente marrones (en varias tonalidades claras), con algunas hebras amarillentas y muy pocos tonos oscuros Aroma : En lata es terroso y dulzón, con notas a frutos secos (almendras o nueces) y un toque leve de vinagre (supongo que por la presencia de perique, que es solo un condimento) Humedad : ideal tanto en lata, solo hay que cortar un poco, desmenuzarlo y cargar la pipa elegida (en este caso, una blowfish de morta del artista Ryan Alden). Durante la fumada no surge humedad y al final de la misma, no queda una sola hebra sin quemar (lo cual también dice mucho de la pipa) y el fondo de la pipa está seco. Encendido: No presenta ningún problema. En mi caso, dejé reposar a partir de la mitad de la fumada, hasta después de la siesta.. Bite : no tiene. Roomnote : agradable y amaderado. Tipo de carga : media. Carga nicotínica y fuerza : media a alta, con golpe nicotínico si nos descuidamos. Maridaje : un café fuerte, un trozo de chocolate amargo, y si es por la noche, un buen whisky. Momento del día : luego de varias fumadas, creo que es ideal como tabaco para la noche o el atardecer. Humo : liviano y astringente. Desarrollo y apreciación : uno de los tabacos cuyos cambios durante la fumada más me sorprendió. Si bien predominan los virginias, esto no es un straight o un full virginia. Al principio se siente cierta aspereza (creo que es tanto el red virginia como el kentucky, que si bien es un aderezo, se percibe), con notas terrosas y cítricas, y muy al fondo al dulzor de los virginias brillantes, que a medida que va progresando la fumada se van haciendo más presentes. Lo que también aparece de forma progresiva son unas notas avinagradas y a frutos secos (almendras, que ya se percibían en frío levemente). El perique es apenas un condimento y casi ni se siente, lo mismo que el bourbon. Al final, es mucho más amable la fumada, perdiendo esa aspereza inicial. Como dato de color, la lata la compré en julio del 2018, pero su sello informa como fecha de producción octubre del 2015, o sea que ya lleva su tiempo el tabaco. Un tabaco para tener en rotación y para embodegar. Impresionante. Ceniza : grisásea y seca, se quema absolutamente todo el tabaco, sin dejar humedad en la cazoleta.
  • Emiliano Gastón Gato
    Feb 10

    Mezclado : G.L. Pease Manufacturado : Cornell & Diehl Blend : Virginia, Latakia y orientales (Va/Lch/O) Presentación y corte : lata de 50 grs, con corte ribbon (grueso). Aroma : intenso pero agradable en lata, con notas a madera, cuero y chocolate. Humedad : ideal tanto en lata como durante toda la fumada Encendido: es necesario un primer falso, sobre todo por el corte (un poco grueso), pero luego se mantiene durante todo el tiempo de fumada. Bite : no tiene. Roomnote : increíblemente amaderado y ahumado. Tipo de carga : media/grande Carga nicotínica y fuerza : media. Maridaje : un té negro ahumado, whisky y chocolate amargo Momento del día : la lata dice que es para todo el día; yo lo fumé por la tarde y por la noche. Lo prefiero como un tabaco para la última pipa del día. Humo : cremoso, sutil y fresco. Desarrollo : podría estar horas describiendo esta maravilla. Combustión lenta, que le da tiempo a cada uno de sus componentes para expresarse, pasando del dulzor inicial de los virginias, a la intensidad del latakia, así como a una fuerte presencia de frutos secos (almendras sobre todo), apareciendo los orientales sobre el final de la fumada. Nunca hay acidez, nada que molesta ni impida disfrutar esta exquisitez, con un sabor pleno e intenso. Un tabaco para tener de forma obligatoria en stock, guardado, y una lata abierta siempre. Indispensable. Ceniza : entre blanquecina y grisásea y seca, se quema absolutamente todo el tabaco, sin dejar humedad en la cazoleta. Tiempo de fumada : 1' 15''